NUESTRA EMPRESA

Profesionalidad y cercanía

El Gabinete Radiológico Dr. Rovira cuenta con una dilatada trayectoria en Palma de Mallorca, innovando y ofreciendo sus servicios especializados desde hace más de 80 años.

Con una ubicación privilegiada en el centro de Palma ponemos a su disposición las últimas tecnologías de diagnóstico y los atentos servicios especializados de nuestros profesionales.

Historia

El nombre de Rovira, se asocia por primera vez, a principios de los años 30 del siglo XX, con la radiología en Mallorca. Don José Rovira Sellarés, médico radiólogo; nació en 1887, en Palma de Mallorca; estudio la carrera de medicina en la Universidad de Valencia; licenciándose por la Universidad de Madrid, en 1921. Posteriormente, curso la especialidad de radiología en Alemania, donde coincidiría con lo más granado de la radiología española, siendo miembro Académico Numerario de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca, pronunció en 1955 el parlamento inagural de dicho curso bajo el título, ”Progreso y evolución de la Radiología”. De vuelta a España, en 1930 establece su primera consulta en un piso de la Plaza San Francisco, en Palma de Mallorca; desgraciadamente, como tantas otras cosas, la Guerra Civil interrumpió su dedicación a la medicina. Terminada la contienda, hacia 1941, y recuperada su actividad profesional y vocacional, abre su despacho profesional en la calle Misión, 4; domicilio en el que todavía hoy tiene su sede el “Gabinete Radiológico Dr. Rovira, SL”

En el año 1942, el Dr. Rovira, consciente de la importancia de los avances tecnológicos en su disciplina, importó,de EEUU, un aparato de radioterapia profunda de la casa General Electric Company, de 200Kv, que fue el primer aparato de estas características en instalarse en las Baleares. A este le

siguieron otros muchos equipos de radiología convencional, léase, una unidad MAXIMAR GEC de 180KV, un equipo para estudios digestivos, inversiones todas ellas que hicieron de su consulta, la consulta radiológica extra-hospitalaria más activa y conocida su época en Palma. Siguiendo sus pasos, a principio de los años 60, cogió el testigo, su hijo don Bernardo Rovira Marqués, que en 1964, amplió la consulta con la instalación de la primera bomba de cobalto (telecobalto-terapia GE) en las islas y, posteriormente, con la adquisición de un equipo Gammatron R, Siemens.

A principios de los años 70, se incorporó al gabinete radiológico don Antonio Alastuey Pruneda, quien desde el año 1975 tomaría las riendas del gabinete, tras el temprano fallecimiento de don Bernardo Rovira Marques; el doctor Alastuey, continuó la labor de sus predecesores, instalando el primer mamógrafo, y un orthopantomógrafo. En esos años, el gabinete Rovira logró un alto reconocimiento ante el colectivo médico y, por extensión, de la sociedad balear, por su especialización en radioterapia y tratamientos contra el cáncer.

Bajo la dirección y tutela del doctor Alastuey Pruneda, el gabinete radiológico creció con criterio, reflejo de su personalidad recta y seria; hacía 1985, se incorporó al gabinete el doctor Jaime Socias Gelabert, y con él llegaron las nuevas tecnologías; principalmente, la ecografía, en la que se especializó el Dr. Socias. La paulatina incorporación de la radioterapia en las clínicas y hospitales, conllevo que el gabinete se centrará en el radiodiagnóstico, sustituyendo los equipos de cobaltoterapia por, entre otros aparatos de radiología convencional, por un equipo telemando Phasis de GE.En 1995, el Dr. Alastuey cesa en el ejercicio de la medicina, siendo sustituido por el doctor Socias en la dirección médica del gabinete.

Y con el doctor Socias, y la incorporación del doctor José María Collado Rodríguez, especializado en ecografía obstétrica y nuevas tecnologías de diagnóstico por la imagen, el gabinete Rovira, apuesta claramente por el diagnóstico por la imagen, adquiriendo sucesivamente:

  • Un ecógrafo de alta gama con Doppler, y las primeras sondas en 3D
  • Un equipo de Densitometría Osea
  • Una Resonancia Mágnética Magneton 0,2T, RM Abierta, Siemens
  • Un Tomógrafo Computerizado (TAC) de dos coronas Siemens Spirit
  • Una Resonancia Magnética Esaote 0,2T(RM).